“La consulta legal y acordada ya no tiene espacio”. El País. 11/09/2016